Siete nuevos conjueces se incorporan a la Corte Nacional de Justicia

El 19 de marzo de 2018, en la Corte Nacional de Justicia en Quito, tomaron posesión seis conjueces y una conjueza como parte de la renovación parcial de este órgano jurisdiccional. 

Tras un largo y riguroso concurso de méritos y oposición presidido por el Consejo de la Judicatura, la Dra. María Alejandra Cueva Guzmán; el Dr. David Isaías Jacho Chicaiza; el Dr. Patricio Adolfo Secaira Durango; el Dr. Luis Antonio Cando Arévalo; el Dr. Wilman Gabriel Terán Carrillo; el Dr. Roger Francisco Cusme Macías y el Dr. Iván Rodrigo Larco Ortuño suscribieron hoy sus acciones de personal para asumir funciones como administradores de justicia.

En el acto formal participaron Gustavo Jalkh, Presidente del Consejo de la Judicatura; Paulina Aguirre, Presidenta de la Corte Nacional de Justicia; Carlos Baca, Fiscal General; Ramiro Rivadeneira, Defensor del Pueblo; quienes tomaron el juramento a los nuevos conjueces.

La titular de la Corte Nacional de Justicia en su intervención felicitó a los nuevos conjueces y conjueza y les dio la bienvenida a la institución. “Es muy grato para mí como presidenta del máximo órgano de justicia del país recibir a nuevos y nuevas profesionales, quienes por sus méritos y trayectoria se suman a esta ardua pero hermosa labor de administrar justicia. Sé que tanto ustedes como yo decidimos ser parte de la Función Judicial con un solo motivo: el de servir”, aseguró la doctora Paulina Aguirre. 

Por su parte, el Presidente del Consejo de la Judicatura además de felicitar a los conjueces, resaltó la participación de Roger Francisco Cusme Macías, conjuez con una discapacidad visual, quien tuvo accesibilidad haciendo de este concurso un proceso de selección inclusiva. 

Asimismo, Gustavo Jalkh hizo referencia a la paridad de género que tiene la Función Judicial. “Tenemos prácticamente el 45% a nivel nacional de presencia de mujeres en las labores misionales de la Función Judicial. Esto es el reflejo de estos concursos rigurosos, difíciles pero que promueven la inclusión e igualdad de oportunidades en la participación”, señaló.

Entre las funciones de los conjueces está reemplazar por sorteo a los jueces en caso de impedimento o ausencia; calificar la admisibilidad o no de los recursos que corresponda conocer a las salas; integrar por sorteo el tribunal de tres miembros para conocer y resolver las causas cuando las salas sean recusadas por falta de despacho; organizar los fallos de las salas; seleccionar precedentes para proporcionar a los ponentes; y establecer casos de triple reiteración y poner en conocimiento de los presidentes de salas para que los eleven al Pleno de la Corte.

La renovación de conjueces y conjuezas aportará al fortalecimiento institucional y a la labor de continuar con la transformación de la justicia.

Volver